Médicos Por La Verdad España

El virus SARS-COV 2 es un quimera artificial y no circula en la población

Es importante que nos concienciemos cuanto antes que en la actualidad, es posible sintetizar virus de manera artificial, que se hace con regularidad y que nuestro famoso SARS no procede de la naturaleza, precisamente porque está construido con fragmentos de material genético diferentes animales salvajes y de secuencias de retrovirus endógenos presentes en el genoma humano, lo que supondría un triple salto mortal de la barrera de especie, de haber ocurrido de forma azarosa.
La barrera de especie es un lenguaje bioquímico que existe en todas las especies de la Tierra y que impide que los virus de unas especies sean reconocidos por las células de otras (1). Por ello, tratar de hacernos creer que un pangolín, un murciélago y un humano, mezclaron su ARN al azar en un mercado chino, es una historia de ficción digna de guión para cine, que en vez de eso, se publicó en la prestigiosa revista Nature, que para muchos ha dejado de serlo.
Si aún tenemos dudas sobre la barrera de especie y el funcionamiento real de los seres vivos, quizás encontrar a nuestro SARS en un manual sobre preparación de guerras biológicas con una pertinente explicación sobre su síntesis en laboratorios, nos haga despertar (3). Sí, efectivamente el virus del Síndrome Respiratorio Agudo es un arma biológica que fue creada en laboratorios de bioseguridad y declarada como tal en el año 2003.
Básicamente, como se puede leer en este pequeño fragmento del libro, como las células humanas no soportan la replicación del material genético de murciélagos, algo lógico en biología y motivo por el cual no nos lo transmitió ninguno, los humanos diseñaron en un laboratorio un virus con un dominio de unión a un receptor de células humanas, para que este quimera pudiese infectarnos y traspasar la barrera de especie.
Por si este producto artificial no era suficiente, se publica en el año 2008 un artículo de la Academia China de Ciencia Médica en el que detallan un método para producir ARN viral y citan por primera vez a los virus quimera SARS CoV 1, 2 y 3 (4), lo cual demuestra sin lugar a dudas primero que no es un virus natural y segundo que no es un virus nuevo.