Médicos Por La Verdad España

En relación con el confinamiento

El Confinamiento masivo de toda la población, sin entrar en las gravísimas consecuencias desde el punto de vista económico, que en resumen quedan reflejadas en el informe llamado “Contabilidad Nacional Trimestral de España: principales agregados. Avance CNTRT1-2020”, y que en definitiva suponen una quiebra de la economía del país, cierre de innumerables pequeñas, medianas y grandes empresas. Según un artículo en la web del mismo Fondo  Monetario Internacional “el Gran Confinamiento se convierte en la peor recesión desde la Gran Depresión, dejando muy atrás a la crisis financiera mundial”. Lo menciono en primer lugar, pues sin duda va a ocasionar muy importantes repercusiones en la salud de TODOS los ciudadanos.

Además el Reglamento Sanitario Internacional, firmado por España en 2007, en su Artículo 18 habla para casos como la actual pandemia de “Aislamiento selectivo” de pacientes, pero nunca de Confinamiento masivo, textualmente dice:

  • someter a cuarentena o aplicar otras medidas sanitarias para las personas sospechosas;
  • someter a aislamiento y a tratamiento, cuando proceda, a las personas afectadas;

El impacto del confinamiento ya sufrido va a ser brutal, difícil aún de evaluar en toda su magnitud, pero en términos de salud comunitaria podrían mencionarse:

  • Mayores dificultades de acceso a los servicios de salud como dentistas, fisioterapia, consultas privadas de cualquier especialidad, medicinas complementarias, o cualquier otro servicio no financiado por la Seguridad Social.
  • Aumento de Alteraciones del estado de ánimo como depresiones, suicidios, aumento del alcoholismo, de violencia intrafamiliar y extrafamiliar (aumento de robos, corrupción y violencia en la calle, como ya está ocurriendo en países más desfavorecidos económicamente)
  • Malnutrición y desnutrición. No olvidemos que el hambre es la principal causa de muerte a nivel mundial, y va a estar muy condicionada por los confinamientos si estos vuelven a tener lugar.
  • En relación con la salud infantil, extractando algunas conclusiones del Seminario de Innovación en Atención Primaria (SIAP) extraordinario (#siapCovid19), convocado el 24 de marzo de 2020, podemos leer textualmente:

“Los niños no son indiferentes a esta pandemia del coronavirus. Aunque mayoritariamente presentan un cuadro leve y autolimitado, parece que en este confinamiento pueden aflorar diferentes problemas psicológicos y de comportamiento. Está afectando a sus vidas.

“Lo que pase en la infancia deja huella para toda la vida. Necesitan igual que comer, correr, saltar, jugar, y crear. Necesitan sol, amigos y vida.”

“Incluso los que en esta situación disfrutan por momentos y están felices con sus padres, nos cuentan que han empezado algunos a no dormir bien, que tienen pesadillas, que pegan sin sentido y ríen como locos o están todo el día apagados. Cerca del 30% son hijos únicos, el 70% población española vive en pisos, más de la mitad con menos de 100 m2. Ellos lo dicen claro “quiero salir”, “estoy triste”, ”quiero ver a mis amigos”… “quiero ser perro”. Pero no les oímos.

Decía Marina Garcés sobre los niños en este confinamiento: “Los hay que están viviendo unas pequeñas vacaciones con sus padres.  Pero los hay que están metidos en verdaderos infiernos”. A estos últimos, ni los vemos. La brutalidad se refleja en los poblados chabolistas de inmigrantes de Níjar o Lepe o en los penosamente conocidos barrios de extrema pobreza de la Cañada Real o las Tresmil. A muchos de estos niños, y a sus familias, el confinamiento los encierra y los condena: sin internet, sin agua potable, sin sustento, hacinados. (12)

Antes del confinamiento, los niños ya sufrían ansiedad, depresión, estrés, tristeza. Y no los vemos. Antes del confinamiento ya había maltrato infantil (13). No tenemos datos. Solo estimaciones. Más del 25% de los niños podría estar sufriendo maltrato, principalmente en sus casas (14). Y no los vemos. Confinado con mi abusador. Sin un cachito de cielo que se abra. Con la puerta cerrada. Eso debe ser el infierno. Y no los vemos.”

“La Fundación ANAR (15) refiere en este contexto un aumento de la  desprotección y violencia a niños principalmente intrafamiliar, ahora también de vecinos. En América Latina y Caribe más de 154 millones de niños están sin escuela, de ellos 80 millones, ahora  sin programa escolar de alimentación y son 10 los millones que tenían ésta como la principal fuente de alimentación. (16)”

Concretamente, el Confinamiento favorece el sedentarismo y el déficit de exposición solar, con lo que bajan los niveles de vitamina D, se favorece la hiperingesta… que se traduce en repercusiones tanto de la salud física como psicológica:

– Problemas físicos: como aumento de la obesidad, y por tanto aumento de muchos trastornos endocrino-metabólicos como Hipertensión Arterial, Diabetes tipo 2, Dislipemias, todo lo cual favorece una vez más la posibilidad de tener un ictus o accidente cerebro-vascular, Infartos Agudos de Miocardio, osteoporosis en ancianos, lo que aumentaría la probabilidad de fracturas patológicas. Uno de cada 4 ancianos aproximadamente con fractura de cadera muere antes de un año.

– A nivel mental el aislamiento puede agravar patologías psiquiátricas subyacentes, ansiedad, exacerbación de los Trastornos Obsesivo-Compulsivos, depresiones, tentativas suicidas…

A consecuencia del confinamiento también se ve afectado el normal funcionamiento del sistema sanitario, muchas consultas médicas tanto diagnósticas como terapéuticas son anuladas o pospuestas, hay retrasos diagnósticos, tratamientos que no se llevan a cabo.

Todo lo anterior se traduce en un claro aumento de la probabilidad de muerte  de forma anticipada por múltiples causas.

Aquí voy a introducir la cuestión del término Confinamiento.

Buscado en varios diccionarios clásico de terminología médica, es un concepto que no está presente. En otros  sólo aparece como Confinamiento involuntario en casos de ciertas enfermedades psiquiátricas o físicas.

El término médico adecuado o más aceptado es Aislamiento: Aislamiento respiratorio, dermatológico, completo… pero siempre de personas sanas. Por tanto sugerimos recuperar para casos como este de Covid 19 el concepto de aislamiento respiratorio exclusivamente de los enfermos, y sólo en caso justificado por la gravedad de la situación epidemiológica, que no es el caso en este momento en España, recomendar el aislamiento respiratorio de los contactos estrechos con enfermos confirmados, pero nunca el Confinamiento de toda la población sana. Esto, a la fecha de hoy no tiene justificación avalada por los datos.