Médicos Por La Verdad España

Trabajo De Campo Sobre Adaptaciones Fisiológicas Derivadas Del Uso De Las Mascarillas Y Sus Posibles Repercusiones En El Usuario

1. INTRODUCCIÓN

Considerando que esta medida Barrera que han impuesto No es una medida eficaz de protección dado que el tamaño manométrico de agentes víricos (entre 20 y 100 nm) es infinitamente menor que los poros de cualquier tipo de mascarilla existente en el mercado y con independencia de ello, fácilmente podrían traspasar las aperturas laterales de las mascarillas. Las mascarillas IIR (normativa EN14683 ) están diseñadas para proteger al paciente de los microorganismos que exhalan los profesionales de la salud, no filtrado vírico.

Las mascarillas quirúrgicas tienen un >99% de eficiencia de filtrado bacteriana (no vírica), >95% para partículas de 0.1 micras (una micra = 1×10-3 m), los virus miden de 20-100 nm, 1 nanómetro = 1×10-9 m, es decir, que las mascarillas no pueden filtrar los virus, las mascarillas tienen una red de polipropileno (material plástico derivado del petróleo), fibras de rayón (celulosa proveniente de la madera o de algodón) en una base de resina de acrílico (polímeros a base de polimetracrilato de metilo, plástico derivado de la celulosa, carbón o petróleo), como vemos en su composición nada ecológicos, muy contaminantes, sin embrago las mascarillas no son capaces de prevenir contra el coronavirus que mide de 10.000 a 100.000 veces menos de lo que son capaces de filtrar las mascarillas.

Mientras se pueda respirar, podría inhalar con facilidad a través del tracto respiratorio, esos agentes patógenos, puesto que igualmente la molécula de oxígeno es unas decenas de veces mayor que cualquier agente vírico. Además, considerando que del 50% de las infecciones víricas ocurren a través de la mucosa del ojo, por lo que deberíamos estar herméticos totalmente al ambiente exterior
cubriendo también nuestras retinas oculares.

2. HIPÓTESIS

  • 2.1. ¿Qué Problemas Generan Las Mascarillas?

• Limitación de la entrada de oxígeno en el organismo provocando una suboxigenación o hipoxia en sangre. La suboxigenación es la disminución del porcentaje de oxígeno del 21%. La composición del aire es del 21% de oxígeno, 78.1% de nitrógeno, 0.9% de argón y pequeñas cantidades de otros gases como el dióxido de carbono, helio, ozono, neón, metano, agua, etc. Toda disminución sobre el citado porcentaje del 21% de oxígeno, da lugar a la aparición de una atmósfera suboxigenada con el consiguiente riesgo para el ser humano, situación que puede considerarse como peligrosa para concentraciones inferiores al 16% y que cuando desciende al 10%, el riesgo de asfixia mortal es casi cierto (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales España NTP 340).

El oxígeno es el responsable de TODAS LAS REACCIONES BIOQUÍMICAS que se dan en el organismo y participa activamente en ellas. Junto a la ingesta calórica de alimentos proporciona energía en forma de moléculas de ATP. El razonamiento es sencillo, a menor oxígeno, menos ATP. Manifestaciones clínicas asociadas a estos trastornos: cefaleas, aturdimiento mental, cansancio, fatiga, desmayos, etc.

Este fenómeno se conoce científicamente como HIPOXIA CELULAR. Al reducir la entrada de oxígeno, se reduce igualmente el nivel de oxígeno en la hemoglobina con la consiguiente repercusión sobre el sistema inmunológico.

  • 2.2. Trastornos Neurofisiológicos de privar al SNC de oxígeno, especialmente
    en los niños y adolescentes.

Según los estudios de la neuróloga Alemana Dra. Margarite Griesz´ Brisson la falta de oxígeno inhibe el desarrollo del cerebro y el daño resultante no puede ser reparado, por lo que es importante saber el tiempo y la intensidad a la que ha estado sometido y buscar alternativas eficaces para prevenir dicha situación.

La re-inhalación del aire que respiramos conduce indudablemente a una deficiencia de oxígeno y a la saturación de dióxido de carbono. Sabemos que el cerebro humano es muy sensible a la falta de oxígeno. Hay células nerviosas, por ejemplo en el hipocampo, que no pueden estar sin oxígeno durante más de 3 minutos porque no sobreviven.

Ver documento completo